Yoga

yoga

 

Yoga es una palabra sánscrita, que entre otras cosas significa unión. Unión con nuestro ser físico,mental y espiritual.
A través de un conjunto de métodos y disciplinas, que se originaron en la India, se logra un estado superior de conciencia.
Hatha Yoga o Yoga físico, son las posturas que tienen un propósito medicinas, pues sanan y mantienen en óptimo funcionamiento los órganos internos y el metabolismo.
A través del cuerpo físico se llega la mente y el espíritu.
El pranayama es el arte yóguico de la respiración. Con la práctica de ejercicios que consisten en el control del prana (energía vital), mediante la interrupción de flujos de inhalación y exhalación, se expande la energía vital a todo el cuerpo y mente.
Con una adecuada respiración nuestras células se oxigenan, eliminamos toxinas y obtenemos energía.
La respiración es el vehículo que nos conecta cuerpo-mente. Cuando la respiración y el movimiento son coordinados, nuestro cuerpo sigue atentamente esa unión.
Es un proceso conciente y presente.
Algunos de los beneficios para enfermos oncológicos son: ayuda a mejorar los efectos de la quimioterapia, como vómitos y estreñimiento; mejora la fatiga, proporcionando energía al cuerpo; refuerza el sistema inmunológico y evita las bajadas de defensa; reduce los niveles de estrés y ansiedad; mejora el sueño; aporta flexibilidad al cuerpo; mejora el funcionamiento físico; mejora la calidad de vida.